¿Cómo apagar fuegos menores?

Al igual que las distintas clases de incendios son causadas por diferentes materiales.

Los incendios se deben tratar dependiendo de su clase

Clase A

Apague todo fuego de combustible comunes enfriando el material por debajo de su temperatura de ignición y remojando las fibras para evitar la re-ignición.

Use agua presurizada, espuma o extintores de químico seco de uso múltiple

Clase B

Apague todo fuego de líquidos inflamables, grasas o gases, removiendo el Oxígeno, evitando que los vapores alcancen la fuente de ignición o impidiendo la reacción química en cadena.

Clase C

Apague todo fuego en equipos eléctricos energizados utilizando un agente extinguidor que no conduzca la corriente eléctrica.

Clase D

Apague todo fuego con metales combustibles tales como el Magnesio, el Titanio, el Potasio y el Sodio con agentes extinguidores de polvo seco especialmente diseñados para estos materiales.

En la mayoría de los casos, éstos absorben el calor del material enfriando por debajo de su temperatura de ignición.

Los extintores químicos de uso múltiple dejan un residuo que puede ser dañino para los equipos delicados tales como las computadoras u otros equipos electrónicos.

Los extintores de CO2 se prefieren en estos casos, pues dejan una menor cantidad de residuo.

VARSA somos expertos en equipos contra incendios

Contactanos para ayudarte con tu plan de prevención

Elementos de un incendio

Los incendios relacionados con el trabajo han causado la muerte de cientos de personas y lesionando un sin número de otras.

Sin embargo, los incendios en el trabajo son tragedias que se pueden evitar.

Se puede pensar que un incendio es como un tetraedro en donde cada uno de sus cuatro lados representa un elemento diferente del fuego.

Componentes

Para que ocurra un incendio es necesario que se den los siguientes cuatro elementos:

Puede ser cualquier material combustible (sólido, líquido o gaseoso).

21% del aire que respiramos está compuesto de oxígeno, el fuego requiere sólo un 16% de la atmósfera que contenga oxígeno.

Provee la energía necesaria para que los materiales combustibles generen suficientes vapores de manera que ocurra la ignición.

Cuando el combustible, el oxígeno y el calor se combinan en cantidades correctas y bajo condiciones apropiadas, se produce una reacción química en cadena la cual causa el fuego.

Elimine alguno de los cuatro elementos mencionados, y el fuego no podrá ocurrir.

VARSA somos expertos en equipos contra incendios

Contactanos para ayudarte con tu plan de prevención